Colombia ganó sus dos amistosos en Europa ante España y Rumania. El nivel del equipo despierta optimismo para llegar lejos en la Copa América de mitad de año.

Las 18 fechas de invicto son atractivas como logro. Victorias inéditas ante Brasil, Alemania y España hacen parte del registro. Sin embargo, la valoración que hace Néstor Lorenzo lo limita a una cifra. Vale, claro. Sin embargo, dice más la evolución del juego. Eso concentra su atención.

«No estamos pendientes de los partidos invictos, sino de que el equipo siga creciendo», resumió tras el 3-2 a los rumanos en Madrid.

Los dos triunfos de esta fecha FIFA de marzo empiezan a consolidar conceptos para el torneo continental en Estados Unidos.

James, siempre en Selección

Aún con poca actividad en Sao Paulo, el 10 se brinda por completo con la camiseta amarilla. De titular o alternativa hace la diferencia. Suple con su técnica otras tareas en las que el colectivo lo cubre. Cada vez más capitán, por su compromiso. De mediapunta, potencia en ataque a Luis Díaz, Jhon Arias y al interior que se desprende del cinco.

“Gran partido y victoria, seguimos por un buen camino, gracias por el apoyo”, manifestó.

Lerma es el mediocentro, pero no está claro su reemplazo

El equilibrio de la Selección pasa por Jefferson Lerma. Ordena, corrige y empuja para presionar arriba. Ayuda a los centrales y libera a su compañero en el doble pivote. Demasiado desgaste que se siente en el final de los partidos. Wilmar Barrios y Kevin Castaño traen bajo rendimiento pero son los candidatos naturales de recambio. ¿Podrán subir su desempeño?

Luis Díaz es el mejor jugador

Top. Profundo, veloz, inagotable, solidario. Todo el repertorio que desarrolla en Liverpool lo traslada a la Selección. Tiene la titular garantizada.

«Estamos apostando por eso, es lo más cercano que tenemos. El objetivo de nosotros es la Copa América. Estamos muy contentos, ilusionados. Hay que seguir trabajando con los pies en la tierra, no hemos ganado nada”, destacó.

Hay madurez táctica

Colombia tiene más aplicación en la pizarra. Convenció a Jhon Arias de trabajar en otras funciones, lejos de la banda para dar variantes. Ataca con cuatro por adentro y por fuera: James, Díaz, Arias y el nueve. A veces se suma el otro interior.

Para la recuperación rápida rearma bloques con eficiencia. Arias y el otro interior pasan a la zona de Lerma. Arriba, el nueve ejerce el primer filtro.

Lo de «Lucho» es valioso. Mecanizó sus movimientos con el lateral izquierdo de intercambio de posiciones. Como lo hace en Inglaterra. Diagonales, cambio de banda y retrocesos oportunos.

Yaser Asprilla es confiable

El juvenil tiene hambre de Selección. Con pocos minutos ante Rumania marcó gol. Muestra personalidad y confianza. Merece más espacio para refrescar ataque.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *