Deivis Eduardo Guzmán Castañeda fue cobijado con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, luego que un fiscal de la Seccional Valle del Cauca lo imputara como presunto responsable del delito de acceso carnal violento, cargo que no fue aceptado por el procesado.

Según la investigación, los hechos ocurrieron el pasado 25 de octubre, cuando el procesado habría aprovechado su condición de conductor de transporte público para agredir sexualmente a una mujer que lo contactó, mediante una plataforma digital, en la ciudad de Cali (V).

Labores de policía judicial evidenciaron que el hombre recogió a la víctima en una vivienda del barrio Miraflores, occidente de la capital vallecaucana; y debía llevarla al barrio La Paz.

Al parecer, el conductor desvió el recorrido dispuesto por la pasajera quien debió soportar un lenguaje sexual explícito; además de haber sido sometida vejámenes de distinto tipo.

Por estos hechos, un juez penal emitió orden de captura contra el presunto abusador, quien fue detenido por servidores del CTI, apoyados por la Policía Metropolitana (Mecal) en el barrio La Flora II, en el norte de Cali.

El proceso penal continuará agotando las diferentes etapas, en las cuales se demostrará la culpabilidad o la inocencia del implicado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *