Fue la misma presentadora quien contó lo sucedido minutos después de la emisión y ante tantas preguntas de sus seguidores en redes sociales.

Día a día es una de las producciones más longevas y vistas de la pantalla chica. Los televidentes no se pierden cada detalle y están pendientes de todo lo que pasa, así sea lo más mínimo o lo que no se note a primera vista.

Justamente, esta semana los fanáticos de la producción se quedaron pensando en un particular hecho: Carolina Soto, quien es bastante extrovertida y dinámica, durante una de las emisiones se quedó casi todo el tiempo en el sillón del programa.

Los comentarios no se hicieron esperar, muchos preguntando si estaba bien de salud o qué había pasado. Y lo cierto es que la respuesta a todas sus dudas llegó minutos después y en forma de historias de Instagram.

Fue la misma Carolina quien contó a través de sus redes que se fue al programa con dos tacones completamente diferentes. Y aunque se veían muy parecidos, la verdad es que, si llegaba a caminar, los televidentes se hubieran dado cuenta fácilmente pues iba a empezar a cojear.

En sus historias también afirmó cómo empezó este problemita: “Ni siquiera salí de afán porque yo casi nunca vivo de afán para el programa. Madrugo mucho y llegó muy temprano, pero me falló el ojo, la vista. Yo cogí los dos, los metí en el bolso y me llevé un zapato de uno y otro de otro”.

En las imágenes, hasta Iván Lalinde se ríe de ella, asegurando que no es el único al que le suceden hechos graciosos detrás de cámaras. Y es que también quedó en evidencia que hace unos días él dejó en su casa toda la ropa que iba a usar en el programa. “No soy el único, no soy el único”, se le escucha decirle a Soto.

Carolina Soto fue protagonista de desmayo en Día a día

Hace tan solo unas semanas, la presentadora dio de qué hablar por otro suceso en vivo y en directo. Y es que, una invitada terminó desmayándose mientras hacía una corta presentación.

La famosa fue bastante halagada por lo sucedido, pues se acercó de inmediato a la mujer para intentar ayudarla. En el extremo contrario estuvo Carolina Cruz, quien quedó en shock y ni siquiera pudo levantarse del sillón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *