El director de la Policía Nacional, general Henry Sanabria Cely, expidió un instructivo llamado los «lineamientos institucionales para el restablecimiento del orden» en el país.

Se establece cómo funcionará el Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, cuando se presenten disturbios o manifestaciones violentas.

11 puntos en los que se indica cómo debe actuar la Policía, en situaciones como: la manifestación pública, huelga, perturbación en servicio de transporte público, colectivo u oficial, obstrucción de vías públicas que afecten el orden público, enfrentamiento entre barras organizadas de hinchas de fútbol, asonadas, erradicación de cultivos ilícitos, explotación ilícita de yacimientos mineros, riñas colectivas, motines en establecimientos carcelarios o penitenciarios y usurpación de inmuebles o tierras.

En manifestación pública, dice que «el acompañamiento a la manifestación pública debe ser, en lo posible, discreto, para que la presencia de los miembros de la Policía Nacional no sea aprovechada por los manifestantes para incitar al odio».

El documento dice que deben preverse los grupos de reacción motorizados con personal de la nueva Unidad Nacional de Diálogo y Mantenimiento del Orden (UNDMO) «que actúen de inmediato cuando los manifestantes ataquen el patrimonio público o privado o vulneren derechos de las personas».

En el instructivo se le indica a la Policía que en caso de violencia se debe intervenir bajo el protocolo dispuesto para la UNDMO.  «En manifestaciones con presencia mayoritaria de jóvenes (15-24 años), la primera intervención será de unidades de la Fuerza Disponible, salvo que el nivel de agresividad sea tan alto que se haga necesaria la actuación inmediata de unidades especializadas de la UNDMO, la cual aplicará los protocolos establecidos en la norma que la regula».

Sobre la obstrucción de vías públicas en medio de alteraciones del orden público, dice que esto es un delito, por lo que «el personal de la Fuerza Disponible será el encargado de atender inicialmente la obstrucción para acompañar a las autoridades político administrativas o el Ministerio Público, quienes serán los encargados de dialogar».

El documento indica que en el evento en que la obstrucción altere el funcionamiento de la vía y se atente contra la vida, la salud pública, la seguridad alimentaria, el medio ambiente o el trabajo, «se deberá restablecer el orden, incluso por la fuerza. Se deben identificar líderes para su captura».

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *